26 Nov 2011

De placeres culposos y el lado oscuro de la vida

Ya hasta suena trillado hablar de los placeres culposos. Todo mundo tenemos uno de cada categoria: musica, TV, libros, comida, websites, y hasta de personas.
Esta no se trata de una entrada mas describiendo el porque de los placeres culposos ni pretende descubrir el hilo negro. Es quiza una de tantas publicaciones al respecto. O no?
De entrada casi todo placer tiene cierta culpa detras de si. Si no la hubiera no podriamos llamarlo placer, simplemente seria una comida, cancion, libro, actividad neutral. Luego entonces, el placer culposo es aquel que trae mas culpa que el resto de los placeres. Por ejemplo, chutarse una cancion de "La oreja de van Gogh" (recuerdese que escucho principalmente heavy metal). Que diferencia haria si fuera una power ballad? No mucho, no hay culpa. Pero la oreja... para empezar el nombre no tiene sentido (pero es una banda espanola, asi que eso es casi por default), luego la cancion -Cuidate-, la letra -Detras del tiempo me instale (WTF?!?!?!)-. Que tiene de placentero? Pues la rola esta linda, la voz no es mala (aunque no esta trabajada), esta alegre (+/-)... termina. Que tiene de culposo? Bueno, ya lo dije antes. Pero de vuelta, no hay placer sin culpa. Asi que entonces por definicion (recuerdese que tambien soy esencialmente un robot (segun mi hno que por definicion tambien deberia ser un robot)), cuanto mas culpa hay en un placer, mas placer hay en la actividad. Pero pues no. Uno oye "Cuidate" de la oreja, una vez y ya, una sonrisita, un suspiro quiza y hasta ahi, si hubiera tanto placer (porque lleva mas culpa), se nos haria vicio y pues no es asi. Luego entonces volteando las premisas, si no hay tanto placer, no hay tanta culpa, y si no hay tanta culpa no es placer culposo...
Intrincado. Esto lo unico que demuestra es que la definicion del placer culposo no es logica, cae facilmente en una paradoja de ida y vuelta.

No comments:

Post a Comment